Blog de Acción 2030

La recuperación es nuestra oportunidad de cambiar de rumbo


World-record holder free-diver Şahika Ercümen took a dive to raise awareness of plastic pollution in the Bosphorous Strait in Istanbul, Turkey. Waterways are beginning to drown in plastic waste, a problem only made worse by the COVID-19 pandemic.
Leyenda: “La contaminación por desechos médicos plásticos, como máscaras y guantes, ha aumentado durante la pandemia”, dice Şahika Ercümen, quien tiene el récord mundial de apnea.
Foto: Şebnem Coşkun / Anadolu Agency for UNDP Euroasia

2021 debe ser el año para reconciliar la humanidad con la naturaleza.

Hasta ahora, hemos estado destruyendo nuestro planeta.

Lo hemos estado abusando como si tuviéramos uno de repuesto.

Nuestro uso actual de recursos requiere casi dos planetas, pero solo tenemos uno.

Si comparamos la historia de la Tierra con un año calendario, hemos utilizado un tercio de sus recursos naturales en los últimos 0,2 segundos.

Hemos estado envenenando el aire, la tierra y el agua – llenando los océanos de plásticos.

Ahora, la naturaleza está contraatacando.

Las temperaturas están alcanzando niveles récord.

La biodiversidad está colapsando.

Los desiertos se están extendiendo.

Incendios, inundaciones y huracanes son más frecuentes y extremos.

Y somos extremadamente frágiles.

Mientras tanto, COVID-19 se ha cobrado más de 1.8 millones de vidas y ha devastado economías.

Por primera vez en este siglo, la pobreza está aumentando.

Las desigualdades se profundizan.

Mientras reconstruimos, no podemos volver a la antigua normalidad.

La recuperación de la pandemia es nuestra oportunidad de cambiar de rumbo.

Con políticas inteligentes y las inversiones adecuadas, podemos trazar un camino que brinde salud a todos, revitalice las economías, genere resiliencia y rescate la biodiversidad.

Las innovaciones en energía y transporte pueden conducir a una recuperación sostenible y una transformación económica y social.

Las soluciones basadas en la naturaleza – como la Gran Muralla Verde de África– son especialmente prometedoras.

Preservar la biodiversidad del mundo también genera puestos de trabajo: según el Foro Económico Mundial, las oportunidades comerciales emergentes en la naturaleza podrían crear 191 millones de puestos de trabajo para 2030.

Pero el mundo no ha cumplido con ninguno de los objetivos globales de biodiversidad establecidos para 2020, y la biodiversidad enfrenta una brecha de financiamiento de $711 mil millones por año hasta 2030.

La financiación sostenible es fundamental si queremos alejarnos de los sectores contaminantes.

Nuestra reunión en Kunming, la COP en China, este año es un paso vital para establecer un marco global para la biodiversidad posterior a 2020 y detener la crisis de extinción.