Historias

Juveniles 75 años: La nueva generación lleva la antorcha de los valores de la ONU


Photo shows young people holding up signs and protesting in Nepal.
Leyenda: Personas jóvenes protestan, en Nepal, por la igualdad de género y los derechos de la mujer.
Foto: UN Women/Uma Bista

Los representantes de la juventud han sido invitados para dirigirse a la reunión de alto nivel de la Asamblea General en el 75 aniversario de la ONU el 21 de septiembre de 2020, e ir compartiendo un resumen y el resultado de las discusiones. Antes del evento, ONU Noticias habló con algunos prominentes líderes juveniles para averiguar qué tipo de mundo quieren, cómo ven el papel de la ONU en las próximas décadas y sus esperanzas y temores de cara al futuro futuro.

‘Se necesitarán mujeres desinteresadas para sacarnos de este lío’

Leah Namugerwa co-dirige el capítulo ugandés del grupo de activismo climático "Fridays for Future" ("Viernes para el futuro", en inglés). Con solo 16 años, ya ha dirigido una campaña de siembra de árboles, ha lanzado una petición para hacer cumplir la prohibición de las bolsas de plástico en Uganda, y ha participado en un panel de la ONU, compuesto exclusivamente por mujeres, sobre la futura dirección de las Naciones Unidas.

Leyenda: Leah Namugerwa, activista climática juvenil de Uganda.

Foto: Portia Crowe

“Como adolescente de un país del tercer mundo, temo por mi futuro y el futuro de las próximas generaciones, debido al daño creciente que la humanidad está causando a nuestro medio ambiente. El clima ya no es seguro y a los políticos no parece importarles. Estoy profundamente preocupado por la lenta respuesta de los líderes mundiales sobre el cambio climático y la falta de justicia climática.

Afortunadamente, una nueva ola de jóvenes activistas está barriendo el planeta. Los jóvenes como Greta Thunberg se han convertido en los adultos de la sala, lo que me inspira mucho. Se necesitarán mujeres desinteresadas para sacarnos de este lío. Las activistas climáticas femeninas están demostrando liderazgo en todo el mundo y mostrándonos que las soluciones están a nuestro alcance.

Hemos visto la urgencia y la velocidad con la que los líderes mundiales y el sector privado han reaccionado a la COVID-19. Es hora de hacer lo mismo con la crisis climática. Los gobiernos deben comenzar a decirle al público la verdad sobre el cambio climático y, lo más importante, declarar una emergencia climática.

Quiero que la ONU haga más para hacer a los gobiernos rendir cuentas de las injusticias y abusos que cometen contra su propia gente y el medio ambiente. Los jóvenes deben tener un papel activo, con el poder de influir en las políticas.

La ONU está tratando de hacer que se escuchen todas las voces, pero las voces del Sur Global todavía no son escuchadas. Se necesita mucho esfuerzo para que un activista climático de Uganda sea escuchado internacionalmente. Le pido a la ONU que nos brinde la misma plataforma que brinda a nuestros homólogos de los países desarrollados ”.

‘La ONU sigue siendo un símbolo de esperanza’

Nhial Deng ha vivido en el campo de refugiados de Kakuma en Kenia, administrado por la ONU, durante 10 años, después de huir de un ataque armado contra su aldea en Etiopía. Hoy en día, es un activista comunitario que ayuda a los jóvenes del campamento a mejorar sus vidas a través de la educación, la tutoría y el emprendimiento social.

“La ONU está tratando de ser más relevante para los jóvenes, pero aún queda un largo camino por recorrer. Los jóvenes deben ser parte de cada discusión e iniciativa en la ONU en todos los niveles como actores y contribuyentes fundamentales; no deben ser incluidos en solo una o dos campañas e iniciativas. No solo merecemos un asiento en la mesa, la mesa debe ser traída a nosotros y a las comunidades más vulnerables y afectadas.

La ONU se creó "para salvar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra y para establecer las condiciones en las que se pueda mantener la justicia y el respeto". Lamentablemente, los conflictos persisten, la tortura no se ha extinguido y las violaciones de derechos humanos continúan ocupando titulares. Sin embargo, 75 años después, la ONU sigue siendo un símbolo de esperanza para muchas personas, que a menudo se encuentran al margen. Cuando las personas huyen de su país, saben que cuando lleguen a un campamento de la ONU podrán obtener alimentos, refugio y atención médica básica.

La mayoría de nosotros estará de acuerdo en que el destino de la raza humana se vería mucho más sombrío hoy si no fuera porque la ONU fomenta la cooperación internacional y evita que se repitan las horribles guerras mundiales de la primera mitad del siglo XX. Hoy en día, la mayoría de los problemas que enfrenta nuestro mundo son globales, siendo el COVID-19 uno de ellos; por lo que requieren una respuesta global. Pero todas las naciones deben mostrar intenciones verdaderas y auténticas de unirse por la paz y un futuro sostenible para nuestro planeta.

Para garantizar que siga siendo pertinente, es necesario revisar los procesos democráticos internos de la ONU. La ONU debería ser más democrática, más transparente y mucho más accesible para todos, especialmente para las comunidades desfavorecidas, para que cualquier joven de un campamento de refugiados, barrio pobre o comunidad indígena pueda verse plenamente representado”.

‘Quiero ver un mundo de igualdad de oportunidades’

Cécile Mawe es la fundadora y presidenta de JADD, una organización juvenil que aboga por el desarrollo sostenible en Camerún.

Leyenda: Cecile Mawe, fundadora y presidenta de Jeunes en Action pour le Développement Durable (JADD), Camerún.

Foto: JADD

Las iniciativas recientes de JADD, "Jeunes en Action pour le Développement Durable" (Juventud en acción para el desarrollo sostenible ("JADD" por sus sus siglas en francés) incluyen un proyecto en el sur del país, apoyado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), para mejorar los medios de vida de las aldeanas bantúes mediante la promoción de técnicas agrícolas sostenibles.

“Quiero ver un mundo de igualdad de oportunidades para hombres y mujeres; con la reducción de las desigualdades entre países, pueblos y comunidades; en el que los jóvenes se consideran un activo importante para el desarrollo de las naciones, especialmente en África, donde representan alrededor del 60 por ciento de la población; y donde los grupos vulnerables están representados en el nivel más alto de gobierno.

Las mujeres tienen mucho potencial, pero las normas socioculturales y el liderazgo masculino en África todavía plantean grandes desafíos. La mujer tiene un papel importante que desempeñar, a nivel familiar y social, si queremos alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030.

Creo que la voz de la juventud está siendo escuchada por la ONU, pero se puede hacer más. El 70 por ciento de la población de Camerún es joven e inteligente, pero solo el 15 por ciento tiene acceso a empleos en el sector público. Me gustaría que la ONU creara una agencia 'ONU Juventud', dedicada íntegramente a temas relacionados con los jóvenes, como el coaching de proyectos – en áreas como la creación de empresas, la agricultura sostenible, la agroindustria y la informática – y tutoría financiera y técnica.

Hoy en día, muchos países, incluido Camerún, sufren problemas como conflictos armados y guerras civiles, mala gobernanza, guerras comerciales y una creciente desigualdad. Quiero que la ONU encuentre nuevas estrategias, adaptadas a cada país, que traigan paz y seguridad; hacer realidad la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres; y garantizar que las partes vulnerables de la sociedad, incluidos los pueblos indígenas, ocupen puestos de autoridad de alto nivel en la toma de decisiones ".

Leyenda: As part of the Fridays for Future school strikes, youth protest for climate action in New York, August 2019.

Foto: UNDP/Sumaya Agha

Otras entidades involucradas en esta iniciativa
ONU
Naciones Unidas

Objetivos que estamos apoyando a través de esta iniciativa