Historias

Novedades desde el terreno #26: Los equipos de las Naciones Unidas nunca perderán de vista cada vida de cada individuo


WHO staff helps a young boy hold out his hand as he is handed medicine in a local classroom in Zimbabwe.
Foto: WHO

Esta semana, el mundo alcanzó un hito: Se han perdido un millón de vidas debido a la pandemia de COVID-19. En su declaración, el Secretario General de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, instó al mundo a no perder de vista todas y cada una de las vidas individuales. Guterres pidió una unidad continua:

“Mientras recordamos tantas vidas perdidas, no olvidemos nunca que nuestro futuro depende de la solidaridad: como personas unidas y como naciones unidas.”

Los equipos de las Naciones Unidas en el terreno viven y respiran este mensaje.  En asociación con las autoridades locales y nacionales, los asociados y la sociedad civil, continúan luchando contra la COVID-19 con la misma ferocidad y compromiso, mantenidos en el tiempo. Hoy, destacamos algunos de sus esfuerzos en todo el mundo.   

India 

En India, el equipo de la ONU, dirigido por la Coordinadora Residente Renata Dessallien, continúa apoyando al país en su lucha contra el desafío sin precedentes de más de 6,3 millones de casos de COVID-19.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha ayudado a rastrear 10 millones de contactos de casos y ha suministrado más de 1 millón de kits de prueba. La OMS y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) han formado a casi 4 millones de trabajadores sanitarios de primera línea. UNICEF también ha llegado a 40 millones de niños a través de iniciativas de educación y a 5 millones de mujeres y niños con atención médica esencial.

Foto: UNICEF/Vinay Panjwani

Por su parte, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) distribuyó cerca de un millón de equipos de seguridad a ocho departamentos de salud de todo el país. La agencia también proporcionó casi medio millón de kits de seguridad y 60 millones de kilos de alimentos a 200.000 trabajadores de saneamiento.

Una aplicación móvil del Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha ayudado a conectar a 8 millones de personas con el sistema público de distribución de alimentos. Y para apoyar a las empresas, la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI, o UNIDO por sus siglas en inglés) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) brindan apoyo a las medianas y pequeñas empresas, mientras que una nueva aplicación, respaldada por el PNUD, captura información sobre habilidades y protección social para 4,3 millones de retornados.

Para ayudar a las mujeres afectadas por la violencia, ONU Mujeres ha capacitado a 100.000 voluntarios y personal de centros de apoyo y líneas telefónicas de ayuda.

Kenia  

En Kenia, la pandemia está afectando vidas y medios de vida en un contexto de inundaciones, invasión de langostas y sequías. El equipo de la ONU allí, dirigido por el Coordinador Residente Siddharth Chatterjee, desplegó US$ 45 millones de su marco de desarrollo regular, acordado conjuntamente con el Gobierno.

Junto con las autoridades nacionales, la ONU lanzó un llamamiento urgente para movilizar $ 270 millones para complementar los esfuerzos para abordar la pandemia, de los cuales $ 60 millones se han movilizado hasta ahora. La ONU también ha desplegado cerca de 150 empleados y voluntarios para reforzar la respuesta de las autoridades nacionales y locales.

La ONU ha preparado un plan de recuperación y respuesta socioeconómica COVID-19 para abordar el sistema de atención médica, la protección social, las oportunidades de empleo y la cohesión social. El plan de recuperación se implementará en los próximos dos años y tendrá un costo de $ 155 millones para enfocarse en recuperarse mejor de la pandemia, en pro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Malawi 

En Malawi, nuestro equipo de la ONU, dirigido por la Coordinadora Residente Maria Jose Torres Macho, continúa trabajando para salvar vidas y medios de subsistencia.

En el ámbito de la salud, el PMA proporcionó almacenamiento para suministros médicos y de equipo de protección personal. Mientras tanto, el PNUD está trabajando con universidades en una aplicación móvil de rastreo de contactos para mapear brotes y puntos críticos.

El equipo de la ONU está llegando a más de 2 millones de personas a través de campañas de comunicación y participación comunitaria. El PNUD ha creado más de 4.000 recursos de campaña en braille y la ONU también ha producido una canción de prevención del COVID-19 en los idiomas locales para llegar a un público más amplio y joven.

Por su parte, UNICEF ayudó a difundir mensajes de prevención a través del teatro comunitario y los medios de difusión masiva, mientras trabajaba con líderes tradicionales para movilizar el apoyo a la igualdad de género en las comunidades rurales.

Foto: UNICEF Malawi

Antes de la reapertura de las escuelas, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (UNHCR/ACNUR) creó un folleto adaptado a los/las niños/as para prevenir la violencia sexual y de género, mientras que ONU Mujeres proporciona bicicletas y suministros sanitarios a mujeres y niñas vulnerables, y también brinda apoyo con oportunidades de becas.

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) apoyó al gobierno en la participación de las comunidades pesqueras, incluidas las mujeres y los jóvenes.

Filipinas

En Filipinas, el equipo de la ONU continúa sus esfuerzos para abordar la pandemia de COVID-19. La ONU movilizó casi US$ 30 millones para unas 150 actividades de respuesta rápida al virus que se están implementando en todo el país por fondos y programas de 20 agencias de la ONU. El 60% de las actividades se llevan a cabo en todo el país, mientras que el 20% se concentra en la Región Autónoma de Bangsamoro en el Mindanao musulmán.

La OMS está ayudando a fortalecer el sistema nacional de vigilancia para la detección rápida del virus, mientras que UNICEF ayuda a las comunidades más afectadas por la pandemia.

Por su parte, el PMA está proporcionando apoyo logístico y técnico para mejorar la seguridad alimentaria, y la FAO está proporcionando semillas, fertilizantes y otros suministros a los agricultores y pescadores en Ifugao, Maguindanao, Cotabato y Cotabato del Sur. El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) otorgó más de US$ 130 millones en préstamos y donaciones para proyectos destinados a mitigar el impacto de la pandemia en los sectores de la agricultura y la pesca.

Y la ONU también está aplicando nuestra experiencia técnica y analítica a los esfuerzos de recuperación. Las evaluaciones de la OIT, ONU Mujeres, el PNUD, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y la ONUDI se destacan en este esfuerzo.

Zimbabwe 

El equipo de la ONU en Zimbabwe, dirigido por la Coordinadora Residente Maria Ribeiro, está apoyando la nueva estrategia nacional para recuperarse mejor de la COVID-19 en pro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Este plan se dirige a 5,6 millones de personas que necesitan asistencia socioeconómica.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y UNICEF están ayudando a unos 4.5 millones de estudiantes con el aprendizaje a distancia y asesorando sobre cómo abrir escuelas de forma segura.

Foto: WHO

La OMS y la Oficina de Servicios para Proyectos de la ONU (UNOPS) ayudaron este mes a más de 20.000 personas en las comunidades afectadas por el ciclón Idai (del año pasado). Por su parte, el PMA llegó a más de 320.000 personas en 22 distritos en septiembre, lo cual supone un aumento del 11% en comparación con el mes pasado.

En las comunidades rurales, el PNUD está apoyando a 840.000 agricultores con agua portátil, mientras que el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA) continúa brindando terapia antirretroviral (ART, por sus siglas en inglés) gratuita a más de 1 millón de personas que viven con VIH.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha ayudado a unos 20.000 migrantes a regresar a Zimbabwe, mientras que el UNFPA proporcionó información a 30.000 personas y ayudó a más de 3.000 supervivientes de violencia de género en septiembre.

Entidades de la ONU involucradas en esta iniciativa
FAO
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura
FIDA
Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola
OIT
Organización Internacional del Trabajo
OIM
Organización Internacional para las Migraciones
ONU Mujeres
Entidad de la ONU para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer
ONUSIDA
Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida
PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
UNESCO
Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y la Cultura
UNFPA
Fondo de Población de las Naciones Unidas
ACNUR
Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados
UNICEF
Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia
ONUDI
Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial
UNOPS
Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos
PMA
Programa Mundial de Alimentos
OMS
Organización Mundial de la Salud

Objetivos que estamos apoyando a través de esta iniciativa