Valores Universales

| Foto: © UN Photo/Marco Dormino

¿Qué dice la Agenda 2030 sobre los valores universales?


La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible establece una visión para el desarrollo sostenible basada en los estándares internacionales de derechos humanos, colocando la igualdad y la no discriminación en el centro de sus esfuerzos y abarcando no solo los derechos económicos y sociales, sino también los derechos civiles, políticos y culturales, y el derecho al desarrollo.

Portada del informe, muestra a niños corriendo en el agua detrás de un mosaico de colores vivos

Photo: Portada del Informe: UN-Water, 2016: Interrelaciones entre agua y saneamiento en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, Ginebra

"Prevemos un mundo de respeto universal por los derechos humanos y la dignidad humana, el estado de derecho, la justicia, la igualdad y la no discriminación; de respeto por la raza, el origen étnico y la diversidad cultural ...Un mundo justo, equitativo, abierto y socialmente inclusivo en el que se satisfacen las necesidades de los más vulnerables". Transformando nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

Los valores universales son los que permiten que los ODS sean verdaderamente transformadores, al colocar a la persona y su dignidad inherente en el corazón de los esfuerzos de desarrollo, capacitando a todas las personas para convertirse en socios activos en este esfuerzo. Los valores universales nos permiten ir más allá de los agregados abstractos para abordar la discriminación y otras causas fundamentales de la desigualdad, que se encuentran en el corazón de la pobreza y los conflictos. La integración de los valores universales en la implementación de los ODS también ayuda a los países a cumplir con sus obligaciones internacionales. Si la implementación de los ODS no logra mantener estos valores, el progreso finalmente será ilusorio.

¿Qué significa esto para las Naciones Unidas?

La aspiración transformadora y la aplicabilidad universal de la Agenda 2030 desafía a las Naciones Unidas a mantenerse firmes para garantizar que los ODS se implementen de conformidad con el derecho internacional de los derechos humanos, eliminando las desigualdades de género y todas las formas de discriminación, llegando a aquellos que están más rezagados primero, para garantizar que nadie se quede atrás.

Juntos, estos imperativos se condensan en tres principios que seguimos en todo lo que hacemos:

"Este no es solo un cambio de paradigma conceptual, sino también un cambio operativo, ya que requiere que cambiemos la forma en que trabajamos en todos los sentidos; desde cómo identificamos las prioridades, hasta cómo nos relacionamos con las contrapartes; desde cómo implementamos actividades hasta cómo medimos e informamos sobre los logros. El cambio requerido de la ONU es tan profundo que incluso nos obliga a reflexionar sobre cómo, como fuerza laboral, representamos la diversidad del mundo en términos de género, geografía, discapacidad y otros aspectos". Nota de orientación sobre derechos humanos para coordinadores residentes y equipos de las Naciones Unidas en los países

Para poner en práctica nuestros tres principios rectores, adoptamos los siguientes cuatro enfoques para nuestro trabajo: 

  • Alineamiento con las normas y estándares internacionales.
     
  • Igualdad y no discriminación.
     
  • Participación activa y significativa.
     
  • Mecanismos sólidos para aplicar el principio de responsabilidad.

Puede encontrar un resumen de cómo integramos estos cuatro enfoques en nuestro trabajo aquí.

Caption: Integrar los derechos humanos, el principio de "No dejar a nadie atrás" y la igualdad de género en los marcos de cooperación de la ONU